Luna en Aries

Escrito por JessJara 02-08-2018 en Poesía. Comentarios (0)

Te conocí despertando

después de años bajo anestesia.

Llegaste tocando directo

mi pecho 

Yo ignoraba lo que tu presencia

iba a producir.

Me corriste una noche 

mediando una luna creciente

nuestro encuentro casual.

Su mirada intensa,

se posó en mis ojos tímidos.

Dijiste 

"esta vez me arriesgo a todo 

por el primer paso,

la próxima te toca"

Y me abrazó...

Me abrazó...

Volvimos a sonreírnos,

esta vez en un encuentro premeditado,

te sorprendiste al ver que yo 

no podía hablarte

de las ansias de no soltarte

y mi miedo a entregarme.

Dijiste "ya va la segunda,

te confieso que te quiero, 

va siendo momento

que digas qué sentís".

Pero ¿Cómo te explicaría

que todo era magia

y yo de eso nada sabía

hasta ese día?

Me invitó a pasar a su habitación

pero era más que un simple lugar,

era la entrada a su mundo.

Allí dió el tercer paso

ahí me besó

y no hay dudas

que ni la experiencia me sirvió,

de amor comprendía más que yo.

Nunca entendí 

por qué di tantas vueltas 

para demostrarle lo que sentía.

Me hizo cruzar por el medio

de un huracán emocional.

Pero cuando me propuse 

dar mi primer paso,

optó por dar el cuarto

y asumir que su vida 

no estaba aquí.

Simplemente dijo

"Te quiero más

de lo que puedo soportar y

el mejor regalo que puedas darme

es seguir creciendo,

incluso,

lejos de mi."