Jessica Jara

general

Luna en Aries

Escrito por JessJara 02-08-2018 en Poesía. Comentarios (0)

Te conocí despertando

después de años bajo anestesia.

Llegaste tocando directo

mi pecho 

Yo ignoraba lo que tu presencia

iba a producir.

Me corriste una noche 

mediando una luna creciente

nuestro encuentro casual.

Su mirada intensa,

se posó en mis ojos tímidos.

Dijiste 

"esta vez me arriesgo a todo 

por el primer paso,

la próxima te toca"

Y me abrazó...

Me abrazó...

Volvimos a sonreírnos,

esta vez en un encuentro premeditado,

te sorprendiste al ver que yo 

no podía hablarte

de las ansias de no soltarte

y mi miedo a entregarme.

Dijiste "ya va la segunda,

te confieso que te quiero, 

va siendo momento

que digas qué sentís".

Pero ¿Cómo te explicaría

que todo era magia

y yo de eso nada sabía

hasta ese día?

Me invitó a pasar a su habitación

pero era más que un simple lugar,

era la entrada a su mundo.

Allí dió el tercer paso

ahí me besó

y no hay dudas

que ni la experiencia me sirvió,

de amor comprendía más que yo.

Nunca entendí 

por qué di tantas vueltas 

para demostrarle lo que sentía.

Me hizo cruzar por el medio

de un huracán emocional.

Pero cuando me propuse 

dar mi primer paso,

optó por dar el cuarto

y asumir que su vida 

no estaba aquí.

Simplemente dijo

"Te quiero más

de lo que puedo soportar y

el mejor regalo que puedas darme

es seguir creciendo,

incluso,

lejos de mi."

More than This

Escrito por JessJara 24-06-2016 en Poesía. Comentarios (0)

En tu sonrisa vi la prisa de escapar del mundo,¿qué vestido llevarás puesto cuando bajen los ángeles?

querida... eras más de lo que yo podía pedir.
Cuando me despertó el sol aquella mañana de junio, quise ver hacia el horizonte de las pupilas oscuras y penetrantes. Esas sombras son la oscuridad del alma que nos persigue de vidas pasadas. 
La conciencia dejó de calmar mi voz si siendo tarde a la noche, no respondía entre tantos vaivenes. Quisiera abrazar la púrpura belleza de esa manía alocada, de escapar cuando no se debía, de querer a destiempo y conseguir palabras llenas de derrotas cotidianas. 
Un piano a la madrugada contribuyó a mi estado pensativo, los muchachos agotados regresando de sus incansables juergas, pero no puedo contentarme aún, estamos allí perdidos en medio de la incertidumbre y sin palabras que intervengan en la lógica comunicativa.
¿me quieres detener en la espera? ¿me quieres retener en tu pozo intencional?
Me da por pensar este caos tan lleno de calamidad, me tienes a medias, desmintiendo con desidia, con escaso temperamento. Una vida casi impersonal, casi ajena. No tengo dudas que me dejará con este miedo poco concreto y expandirá su espacio hasta llegar a mi pecho, pero tampoco bastará con eso, pues, como dijo bajo esa noche estrellada "lo quiero todo... hasta lo último que haya, hasta el polvo de tus huesos".