Jessica Jara

Arte, la sensible expresión del alma

Letras, palabras e imágenes

El arte de la colisión

Escrito por JessJara 02-04-2016 en poema. Comentarios (0)

Un beso recién, luego de una jornada a tientas, un día en búsqueda de la luz.

Usted puede entender el hecho de encontrarnos siempre en el mismo rincón de los sueños pero un día yo debía solidificar mis deseos materializándolos en la realidad… y aquí la encuentro, caminando lentamente hacia la puerta de mi vida.

Sus palabras de momento algo impulsivas, de a ratos muy certeras, me ha sabido guiar en la penumbra de los días agobiantes y me acaricio cicatrizando cada porción de piel herida. 

Confíe en los ojos y las manos viejas, que aunque se cansen de la vida rutinaria y deprimente de los mortales, aun pueden creer en el amor y usted me enseño que con las palabras no se alcanza, que gritar y enloquecer también es de inteligentes. 

Ese ser que simplemente emergió a la superficie, habiéndose escondido del mundo por mucho tiempo, me demostró que la sonrisa es un canal de conexión que conduce directo al ombligo del universo personal, donde al colisionar dos mundos el universo se expande incorporando mas maravillas…. Y aunque deseemos que muchas cosas desaparezcan por el gusano negro, nos damos cuenta que nos armamos y nos construimos con eso, cada partícula del espacio es la marca de una historia.

Habiéndome besado solo una vez, se fundió en mi y me dejo marcado hasta su sabor en mi boca. Le he puesto un nombre en mil lenguas distintas, pero nada fue mejor como aquella vez que me dijo “recuerda…. No existen palabras que abarquen la inmensidad de las emociones, cada palabra que surge no es mas que una teoría subjetiva del infinito universo de cada uno.. No las creas todas, no te apropies realmente, ellas van y vienen. Todavía tienes mucho que descubrir, no le pongas nombre a lo que no conoces” y calló mis pensamientos tumultuosos con su paz.

Temí que deseara correr antes de las tres y no quisiera ver lo trasparente que pueden ser los sentidos si solo amas con el corazón y la conciencia de saber que otro existe, que otros pasos se escuchan en el camino de la existencia. 

Leí la pronunciación y detrás de las líneas, detrás de cada juego, había una intensión y antes de que yo pudiera armarme un idea previa tomo mi mano y no quiso hablar, solamente me miro fijo y por una suerte de conexión que escapa a la razón atino a transmitirme lo que no se contentaba solo con pensar, sino también sentir: “Sabes mi intensión... Me encanta inventar historias y hoy no quiero crear una a solas, la que empiezo  escribir a partir de ahora, será en tu compañía…” y allí mismo me abrazó….


Título

Escrito por JessJara 13-02-2016 en Poesía. Comentarios (0)

Imagínanos en un vacío,

una forma circunvalar, 

con alguna que otra estigma del pasado,

insinuando acercarnos al fuego,

con historias místicas,

levitaciones intrigantes en el cordón azul.

No busques entender aún.


Cortemos el habla, esperá... detenete..

con el mundo a esperas del silencio,

con nuestras voces en espera,

con el grito atorado en la garganta...

¿acaso debía darme por vencida?

Contamos hasta diez o veinte, 

da igual, a esta altura dios no escucha.


Nos detenemos en linea vertical al sol,

pero nadie se pondrá a ver cuál es esa linea,

así que no te preocupes si aún no entiendes...

yo tampoco entiendo.

Frase II

Escrito por JessJara 07-02-2016 en fotografía. Comentarios (0)

NUNCA FUIMOS TAN CULPABLES,TAN ASESINOS

COMO AQUELLA VEZ 

QUE VIMOS SANGRE SALIR DEL CORAZÓN,

MIRADAS LLENAS DE DOLOR ANTE LA MASACRE

Y FUE TRANSMITIDO Y TRADUCIDO A UN SOLO IDIOMA:

EL DESAMOR.


Masoquista

Escrito por JessJara 07-02-2016 en Poesía. Comentarios (0)

Nos citamos en un bar

y la vi más hermosa que en aquella ultima vez

Los años apenas le habían pasado 

y a mi me caían como lluvia.

Tras dos vasos de tequila y un vodka barato,

note en sus ojos la misma mirada

que cuando habíamos hecho el amor por primera vez.

Un rato después tomó la palabra

"así que has dejado el café..."

Le respondí que pronto todo deja de ser,

La absenta es el remedio de los masoquistas

y al verte me doy cuenta que lo soy.


Corazones muertos

Escrito por JessJara 07-02-2016 en Poesía. Comentarios (0)

"¿quién no se ha enamorado alguna vez?"

me dijiste con ojos húmedos 

mientras observabamos las estrellas en una noche fría en el campo.

Sonreimos al mismo tiempo,

quizás porque yo sabía a lo que te referías

quizás porque soñamos más de lo que vivimos.

"me tomas por sorpresa" dije entre penas.

"Es demasiado obvio que moriremos 

más pronto de lo que creemos, si es, que ya no hemos muerto".

Supe que su melodía ya no iba acorde a mis punteos desprolijos,

que mis cambios de planes serían el ingrediente explosivo,

mis variados humores, mis pesadillas en plena tarde,

el alcohol en mis venas pasadas las dos,

mi café mañanero,

mis juegos,

mis sonrisas,

mis locuras,

mis miedos,

mis cobardías,

mi adicción por las letras,

la lectura, 

las palabras...

Supe que no soportaría mis pesadas cargas,

ni mis comedias favoritas,

ni los poemas absurdos,

que cuestionaría hasta mis más ocultos pensamientos,

que me impediría soñar a toda hora,

que siempre me atraparía en el vuelo

para estamparme de lleno contra el suelo.

"cuán rápido cambia todo...

ya son las 2,

seguramente querrás terminar ese vino,

hazlo,

estaré en vela toda la noche, velando por ti.

Las cosas se ven perfectas al comienzo de algo,

no te veía defectos, no veía lo mal que te hacía el polen,

lo absurdo que se vuelve todo cuando no quieres correr

ni gritar conmigo,

cuando debo soportar tus bruscos cambios de humor,

tus inalcanzables sueños,

tu excesiva esperanza, 

tus disgustos, tu piel perfumada, tus cafés espumados,

tus colección de libros si sentidos, tus canciones improvisadas." Dijo.

Luego su carta y un lapiz en la mesa..

"Son las 4 y lamento no poder permanecer en vela por ti,

te veías con más sinceridad al comienzo,

cuando tus ojos brillaban al verme y no al ver un mapa

pensando dónde escaparías,

amaba tu perfume a toda hora, porque sabía

que siempre pretendías estar en perfectas condiciones para que me acercara

para rozar tu piel.

Amaba hacer el amor contigo

y que despertáramos con besos desenfrenados,

ahora sólo te quejas de las molestias en el cuerpo,

las pesadillas constantes donde te atrapaba la muerte.

Amaba que siempre me escucharas,

que opinaras,

hablar hasta largas horas,

nunca esperando algo,

siempre dándolo todo.

Hoy llegamos al final,

como tantos finales hay en la vida,

pero seguramente ninguno duele más

como la desilusión que te provoca,

asumir que ya no existe amor,

que ya todo es costumbre,

que ya no hay esfuerzo,

que ya nos transformamos

en dos corazones muertos."