Jessica Jara

Arte, la sensible expresión del alma

Letras, palabras e imágenes

Generación Y

Escrito por JessJara 22-06-2019 en poema. Comentarios (0)

Yo no sé si todxs se manejan así. Tampoco logro entender si eso debería ser así. 

Me han dicho que no lo piense tanto y que me tire a la pileta, total, algún pez siempre se encuentra. Como si cualquiera diera el mismo resultado.

Que clave vistos y me haga la ocupada. Como si responder un "hola cómo estás" demorara horas.

Que suba historias mostrando una vida llena de aventuras y diversión, que demuestre lo increíble que son mis días. ¿Por qué habría de crear algo que no es verdad? Si hay días que llego a casa y el mundo se me cae, o días donde me duele la panza y no tengo el regazo de quién apoyar mi cabeza. Si la facultad me consume y el dinero no me rinde ¿Por qué debería fingir algo que no ocurre?

Me dicen que "no me enganche", que con eso del amor libre cada quien hace lo que quiere y la respuesta se encuentra en las bases y condiciones establecidas bajo el concepto de "responsabilidad afectiva". ¿Quién carajo sabe qué es eso?. Una forma más religiosa de echarle la culpa al otrx por haberse enganchado, por haber amado, por haberse distanciado y tantas cosas. Una forma más sofisticada de decir "yo debo saber a futuro todo lo que vos sientas y hagas, así me preparo para todo"... Una forma más sutil de encubrir la paranoia que produce sentir algo por alguien.

No sé porqué o si es real que debería saber el lenguaje de las redes, si me diste "like" o no, si respondiste la historia indirecta, si diste corazoncito a una piba o pibe de otro lado. No entiendo qué significa un emoticon como respuesta, ni las vueltas para acordar vernos.

Sentís algo o no, nos vemos o no ¿Para qué hacer más complejo algo que de por sí ya lo son los vínculos?

Con la paja que da conocer a alguien ¿encima tenes que tomarte el atrevimiento de dar mil vueltas más?

Si la noche está ideal para una birra ¿Por qué habría de ocultar que tengo ganas de tomármela con vos?

Creo que es mejor hacernos las cosas más simples, un poco más sencillas, al menos, que para compleja está la vida.

Lluvia en la ciudad

Escrito por JessJara 22-06-2019 en poema. Comentarios (0)

La ciudad olía a humedad en ese espantoso jueves de junio. No hay nada más desolador que un paisaje lluvioso de otoño en ésta ciudad tan ambigua -como lo son mis sentimientos hacia ella-

Tomé un colectivo y me parecía que una persona volteaba hacia mí, veía mi pelo de color. Seguro se sorprendía de ver colores en un día tan oscuro.

Supuse que atravesando la avenida, encontraría tu mirada del otro lado, que sería como una ligera brisa, de esas que renuevan el aire en verano. Aunque ahora haga frío y eso no acompañe mi ánimo.

Deseaba ver sus ojos calmos, con esa tranquilidad que deja adormecida la mente y despierta el alma. Que sus manos tocaran mi brazo al dar los buenos días y su sonrisa iluminara lo que el sol, tras las nubes, no podía.

A veces, sólo necesitas una pieza de todo el rompecabezas, sólo una y es la que permite que puedas ver el paisaje de otra manera. Yo sólo buscaba esa mirada, la de los ojos oscuros envueltos en luz.

Las aves cantaban y yo pensaba en atravesar la avenida, la puerta, el umbral y el resto de las miradas que se cruzaran, sólo, para hallar tus ojos entre tanta lluvia, como un faro en medio de un océano hambriento.

Sin embargo, aquel jueves la ciudad me devoró.

Ésto que somos hoy.

Escrito por JessJara 21-11-2018 en Poesía. Comentarios (0)

Insistes con la pregunta. 
A dónde vas? 
 La verdad que no lo sé. 
No lo tengo en claro. 
Te respondo con mis ojos fijos en los tuyos.
 En ese caso- Dices- 
Tendré que aventurarme a ciegas por ese mundo tan incierto, 
con ese velo de misterio que envuelve el todo de todas las partes. 
Relees una vez más aquel apartado que has dejado señalizado en el libro. 
Tu libro preferido. 
Ese que tiene marcas de tantos momentos acompañándote,
 tantas marcas como tu alma. 
La misma alma que teme. 
 Deletreas una palabra, 
señalando con los dedos que lleva dos puntitos sobre la vocal 
y acotas que lo lees hace años, 
pero aún esa palabra te resulta difícil. 
 Es alemana, creo. 
Pronuncias con tu rostro cobrando color. 
No te ruborices, no por eso. 
No después del beso que nos dimos bajo los tilos, 
después de las caricias, 
después del te quiero, 
después de las confesiones hechas mientras nos perdíamos en la ciudad. 
No después de saber que todavía estamos acá. 
Es este momento, nada más que esto. 
 Yo tampoco soy lo que era 
Y esto 
Quizás un día, 
Tampoco sea más. 
 Pero si es hoy, y hoy estamos. 
Entonces, es esto y nada más. 
Es todo lo que tenemos y está bien si lo vivimos así. 
Con la inocencia. 
Desde lo genuino. 
Te salteas un pequeño párrafo y tras el fallido, 
agregas que quizás se deba a que expone tu gran verdad. 
Esa que asusta ver. 
Te respondo, 
que por ahí no es que asuste ver. 
Sino, que asusta demostrar, que asusta dar. 
Se encurvan tus cejas en señal de sorpresa. 
Pero antes que busquemos más palabras para confrontarnos, 
lo mejor sería que ahora te acerques... 
que seamos el momento... 
Más bien, 
Que nos dejemos
Ser. 
Cierto -concluyes- 
Los momentos nos convierten en lo que somos.

Contra todo

Escrito por JessJara 21-11-2018 en Poesía. Comentarios (0)

Ibamos contra todo. 

Vos contra los estereotipos, 

Yo contra mis creencias. 

Vos contra la novela familiar, 

Yo contra natura. 

Comenzamos a sentir que nos desarmábamos, 

En medio de tantas dudas y miedos, 

En medio de tantos mandatos y silencios, 

Para reconstruirnos lejos, 

Aún entre tantas incomodidades, 

A pesar de tantos incendios. 

Señalaste el cielo 

Con la esperanza de encontrarte 

 Entre tanto tormentoso universo, 

Con un mundo tan contaminado 

De prisiones idiológicas, 

De límites lingüísticos, 

De controles sobre las cuerpas. 

Ves las nubes, 

Deseando que tengan la forma 

De esas alas que precisas 

 Para al fin transformarnos 

En esos seres libres 

Con los que tanto sueñas.

Patrones

Escrito por JessJara 21-11-2018 en Poesía. Comentarios (0)

Abriremos el paraguas antes de tiempo, 

 Hay que evitar la fusión química. 

Si es posible, 

también, 

Evitar la mirada fija,

 Así será más fácil corrernos 

 De aquello que ya no va. 

De aquello que no es para nosotrxs 

al fin y al cabo. 

Invitaremos a nuestro pasado a quedarse, 

Una copa o dos, 

Repitiremos la historia. 

Un mismo patrón reiterativo. 

"No ha cambiado nada" te repites. 

Es siempre lo mismo. 

 Lo mismo será. 

Ya lo sabes, 

ya lo confiesas, 

buscaste alternativas, 

pero nada. 

Un rotundo nada 

que te llevo al mismo vacío del eterno retorno. 

Ese que leías en libros 

y ahora en eso consiste tu vida. 

Es habitual, 

así que juegas a las cartas, 

Miras el cielo, 

le acompañas, le sonríes, le cantas... 

pero no te vas a enamorar. 

Y lo sabes. 

Te caeras del paraíso que no te encastra

 y vivirás una aventura más que sumas en tu diario de ruta. 

De a ratitos se puede volver poético 

porque te sale una linda frase en el bloc de notas del teléfono 

 Entonces, 

podemos decir que fue interesante. 

Si es que -aún- 

no pasamos al momento de medir las cosas por "productivo" o "no productivo" . 

Levantamos la mano en señal de adiós. 

Sí, un "te voy a extrañar". 

Un "no te preocupes, llegaré bien"

 y un cierre cagado de ausencia. 

Pero, no sé, 

 dame unos días. 

 El pasado volverá con un nuevo disfraz 

Y le daré la bienvenida de igual manera, 

Fluctuando un poco. 

Pero así, cada vez, 

te juegas una nueva partida, 

porque quizás, 

En una de esas, 

Por una vez, 

Te salga bien.